CADENA SOLIDARIA en Níger: apoyo a niños y niñas sin recursos.

En enero de 2012 hemos iniciado una nueva fase de apoyo a niños y niñas sin recursos en Níger. Esta acción, que pertenece a la CADENA SOLIDARIA, comenzó en 2010 y se realiza en el barrio de Koira Kano norte, en la Comuna I de Niamey. En el proyecto se ofrece apoyo nutricional (dos comidas al día: desayuno y almuerzo) a los niños que asisten al centro, a la vez que se les alfabetiza para su posterior inserción en la escuela, se cubren los gastos derivados de las inscripciones de nacimiento (documento fundamental del que muchos carecen y que provoca serios problemas de inserción), y también se trabaja con los padres para mejorar sus recursos y formación, con vistas a que puedan ofrecer un mejor futuro a sus hijos.

Ilusión por un futuro mejor.

Níger afronta en este año 2012 una de la peores cosechas de cereal de su historia, lo que empieza a hacer que organizaciones internacionales llamen la atención sobre una inmediata crisis alimentaria en el Sahel, que se prevé devastadora. Actualmente, Níger cuenta con un 22% de niños desnutridos. Proyectos como este de CONEMUND aseguran la alimentación y mejoran el estado nutricional de niños que proceden de familias de muy bajos ingresos y que tienen ante sí un incierto futuro.

 

Gracias al apoyo que CONEMUND recibió en 2011, principalmente de las aportaciones de socios y de eventos solidarios organizados por nuestra institución (conciertos, ventas solidarias, etc.), podremos mantener este año el trabajo realizado en el barrio de Koira Kano. Por ello, ¡queremos dar las gracias a los que lo habéis hecho posible!

 

Niños y niñas en el barrio de Koira Kano, Niamey.

Uno de los componentes principales de este proyecto es el trabajo con los padres de los niños y niñas. De esta manera, les sensibilizamos e implicamos en la educación y bienestar de sus hijos. Estos niños y padres se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad, con escasez de recursos y teniendo que recurrir a la mendicidad en muchos casos. “Antes de iniciarse el proyecto los niños no recibían ningún tipo de educación; ahora, después de haberse organizado las actividades de sensibilización, hay más padres que comprenden la importancia de llevar a los niños a la escuela”, comenta Amidou Safi, trabajadora de la asociación con la que colabora CONEMUND en la zona.

 

Algunos de los principales resultados son:

– 41 niños inscritos en las escuelas públicas de la zona (100%+).

– 25 niños/as son alfabetizados y reciben cursos de higiene y vida asociativa.

– Más de 60 niños y niñas reciben dos comidas al día (desayuno y almuerzo) 5 veces por semana en el centro educativo instalado por el proyecto.

 

En conversación con Javier Gutiérrez, expatriado de CONEMUND en Níger, Saley Hamidou, madre de Abibou, uno de los niños participantes en el proyecto, comentó: “Nosotros somos todos del barrio, de familias pobres. El proyecto proporciona educación para nuestros hijos y una mejor alimentación. Los niños comen bien, los niños aprecian todas las actividades que se realizan en el centro. El proyecto ha contribuido a mejorar la vida de nuestras hijas. Espero que continúe”. Aiicha Harouna, madre de otro niño, comentó que los padres “deben aportar también su contribución”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.