Deporte para la inclusión social en Senegal

El pasado 15 de abril tuvo lugar la fiesta anual de la asociación Village Pilote, uno de los socios locales de CONEMUND en Senegal, en su centro de acogida y formación de jóvenes de la calle (en Sangalkam, a unos 35 km de Dakar). En esta jornada festiva, trabajadores, voluntarios, socios y simpatizantes de la organización, sin olvidar a los niños y jóvenes beneficiarios, disfrutaron de las diversas actividades previstas para la ocasión (juegos, bailes, refrigerios y talleres de manualidades para los más pequeños).

 

Fiesta del deporte en el centro de acogida y formación de jóvenes de la calle en Sangalkam.

Como en ocasiones anteriores, el día estuvo marcado por el rugby, así como por la inauguración del nuevo terreno de juego del centro. Este deporte, que enseña valores tales como el compañerismo o el respeto de las reglas, del adversario y del árbitro,  es practicado activamente por los niños y jóvenes acogidos. Además, esta actividad deportiva cuenta con el apoyo de la organización senegalesa “S’en fout le score” (“Nos da igual el resultado”), permitiendo a los chicos más mayores jugar en primera división y a los más pequeños participar en el campeonato nacional infantil, bajo el nombre de “Los dragones”. La práctica de este deporte contribuye a la valorización y lucha contra la exclusión de los chicos, ya que éstos tienen la oportunidad de jugar con gente procedente de todas las clases sociales.

 

CONEMUND apoya las actividades de Village Pilote desde 2010. El proyecto “Reinserción social, familiar y profesional de jóvenes en situación de riesgo de la región de Dakar”, cofinanciado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, persigue la reintegración familiar y socio-profesional de chicos y chicas de la calle, en prisión o en riesgo de ruptura social. Para alcanzar este objetivo, la intervención asegura la acogida, asistencia médica y psicológica, alfabetización, formación e inserción profesional de estos jóvenes, así como la recuperación de sus lazos familiares.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.